Make your own free website on Tripod.com

.

 

 

Características del pejerrey
Morfología externa
Organización interna

A página principal

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Características del pejerrey
Nombre común de ciertas especies de peces que habitan sobre todo en aguas litorales, pero que soportan aguas salobres de laguna e incluso dulces (tanto fluviales como lacustres). Se distribuyen sobre todo por los mares Mediterráneo, de Mármara y Negro. Además, algunas especies se encuentran en el océano Atlántico.

Una de las especies más comunes en la península Ibérica mide unos 15 cm de longitud y presenta dos franjas laterales plateadas.

Entre las especies que habitan en el Mediterráneo, la más característica tiene el cuerpo fusiforme, redondeado en la parte anterior y comprimido en la parte posterior, que puede llegar a medir hasta 14 cm de longitud. La cabeza es corta en relación al resto del cuerpo y aplanada. El dorso es grisáceo o gris verdoso con reflejos metálicos. La parte ventral y los flancos son blancos. Es un pez gregario que vive en bancos más o menos numerosos.

Otra especie de pejerrey vive en aguas sudamericanas del Atlántico. Es uno de los de mayor tamaño; algunos ejemplares han alcanzado los 60 cm de largo y 20 cm de grosor. Tiene el cuerpo fusiforme, plateado, con dos bandas más oscuras longitudinales. La cola tiene forma de horquilla. Vive sobre todo en cardúmenes.

Es un animal muy común en nuestras aguas y muy apreciado por su exquisita carne.

Clasificación científica: el pejerrey pertenece a la familia Aterínidos, orden Perciformes. El nombre científico de la especie ibérica es Atherina presbyter; el de la más característica del Mediterráneo es Atherina boyeri y el de la especie atlántica es Atherina hepsetus.

a inicio

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

 

Morfología externa:
Es alargado, aplanado lateralmente y afilado en sus extremos: más en el extremo anterior (región cefálica), que termina en punta roma. La mitad anterior del cuerpo es más voluminosa que la posterior. El cuerpo presenta a considerar: cabeza, tronco y aletas.
En la cabeza observamos: la abertura bucal, que se abre en el extremo anterior y semeja una herradura con cavidad dirigida hacia atrás; pasando el dedo por el borde que la limita se comprueba la existencia de numerosos dientes cónicos y pequeños dispuestos en dos o más hileras; por detrás y arriba de la boca se encuentran las narinas u orificios nasales y, luego, uno a cada lado los ojos que se destacan como círculos cuya parte central, también circular es muy oscura y está rodeada de un anillo blanco amarillento brillante; los ojos están desprovistos de párpados.
A los costados de la cabeza se distinguen los opérculos, láminas ocio-membranosas móviles que cierran las cámaras branquiales y limitan, hacia atrás a las hendeduras branquiales o aberturas de las agallas. Levantando los opérculos se observan las branquias rojizas regularmente dispuesta en las cámaras branquiales.
La cabeza se continua directamente con el tronco, pues el animal carece de zonas intermedias o cuello; evidentemente, la cabeza implantada sólidamente sobre el tronco permite hender mejor el agua en sus movimientos de traslación.
Siendo deprimido lateralmente el el tronco podemos considerar: dos caras laterales (derecha e izquierda) y dos bordes (superior e inferior). A lo largo de las caras llama la atención una línea de coloración blanco-plateada que nace cerca de los opérculos y termina en la base de la cola: son las líneas laterales.
Las aletas son órganos que sirven para la estabilidad y gobierno del movimiento en el líquido ambiente; poseen esqueleto constituido por varillas óseas movibles y flexibles.
Sobre el borde superior del tronco se implantan dos aletas dorsales, siendo la posterior la más grande.
A nivel del borde inferior, algo por detrás de la mitad del cuerpo, se encuentra el ano y la papila uro-genital (en la cual desembocan los aparatos urinarios y reproductor). Por detrás del ano esta implantada otra aleta que, en razón de esta circunstancia se denomina aleta anal.
El extremo posterior del cuerpo se prolonga en una masa más delgada que, por llevar en su extremidad la cola o la aleta caudal se llama pedúnculo caudal. La aleta caudal se dispone en sentido vertical y está dividida en dos lóbulos simétricos.
Las aletas: dorsales, anal y caudal son impares; existen otras llamadas pares que por hallarse repetidas simétricamente a uno y al otro lado del cuerpo, y son: las aletas anteriores o pectorales o las aletas posteriores o pélvicas. Las dos anteriores se implantan un poco por detrás de las hendeduras operculares y las dos posteriores algunos centímetros por detrás de las primeras. Estas aletas corresponden, respectivamente, a los miembros anteriores y posteriores de los demás Vertebrados.
Las aletas pares actúan a la manera de los remos, la caudal como timón y las dorsales y anal contribuyen a la estabilidad. Los movimientos ondulatorios del cuerpo son producidos por los potentes músculos laterales, que determinan los desplazamientos de avance y retroceso del animal en el agua. Todo el cuerpo está envuelto por un tegumento constituido de dos capas: una externa o epidermis y otra profunda o dermis. A expensas de esta última se forman las escamas que, en hileras regulares revisten las caras y los bordes del tronco. Dichas escamas son piezas duras, de varios milímetros de diámetro, aplanadas, de contorno casi circular; se disponen imbricadas, es decir, recubriéndose en parte, a la manera de las tejas de un techo. En cada escama es fácil apreciar dos sistemas de estrías: unas circulares y más o menos concéntricas, cuyo número permite la determinar la edad del animal, y otros que se disponen como radios divergentes: las escamas de este tipo se denominan cicloides.
Las escamas que se encuentran a nivel de las líneas laterales presentan una estructura diferente: están provistas de una perforación que comunica con la exterior; esto, sumado a las numerosas terminaciones nerviosas que contienen, ha sugerido la posibilidad de que fuesen el asiento de particulares órganos sensoriales: es así como se les ha atribuido funciones diversas, entre ellas: la de "captar" las variaciones térmicas, de salinidad, etc.

a inicio

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Organización interna:

Esqueleto
Aparato digestivo
Aparato respiratorio
Aparato circulatorio
Vejiga natatoria
Sistema nervioso central
Organos de los sentidos
Aparato urinario
Aparato reproductor

a inicio

 

 

 

 

 

 

 

Esqueleto.- El pejerrey posee un armazón interno o esqueleto constituido de numerosas piezas duras (huesos) que modela, en gran parte, la forma del cuerpo, presta inserción a los músculos y protege a las vísceras.
En este esqueleto se destaca, en la región dorsal del cuerpo, un largo eje que se extiende de la base de la cabeza a la base de la cola: es la columna vertebral; dispuestas una a continuación de la otra. La posesión de la columna vertebral, por ser característica, nos permite ubicar al pejerrey entre los vertebrados.
Cada vértebra presenta a considerar:

Al colocarse las vértebras una siguiendo a la otra coinciden los agujeros vertebrales y forman, en su conjunto, una especie de túnel, el conducto raquídeo, que aloja a la médula. En las excavaciones que dejan entre si las vértebras se encuentran restos de la cuerda dorsal, cuya envoltura o vaina esqueletógena tiene la misión de formar la columna vertebral en el curso del desarrollo embrionario.
Hacia adelante la columna vertebral se vincula con el esqueleto de la cabeza, que presenta numerosos huesos que delimitan la caja craneana y la cara.
El esqueleto de las aletas esta constituido por varillas llamadas radios; se relaciona, a su vez, con la columna vertebral.

a organización interna

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

 

Aparato digestivo.- Comprende el tubo digestivo y algunas glándulas anexas que desembocan el él. En el primero se distinguen: cavidad buco-faríngea, esófago, estómago e intestino.
La cavidad buco-faríngea es amplia y comunica con las cavidades branquiales; contiene una lengua y pequeños dientes, piezas de origen dérmico que, mas que para masticar las presas, sirven para retenerlas. El esófago es un conducto intermedio entre la cavidad buco-faríngea y el estómago, que es alargado. El intestino describe algunas vueltas antes de desembocar en el ano; en la zona de origen del intestino se desprenden una serie de largos y finos tubos cerrados en su extremo libre, a los cuales se denomina ciegos laterales.
Las glándulas anexas son el hígado y el páncreas, que desembocan en la primera porción del intestino. Carece de glándulas salivales.
Son animales omnívoros, que presentan gran variabilidad en los componentes de su alimentación.

a organización interna

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

 

Aparato respiratorio.- Está constituido por branquias, órganos con los que el animal toma el oxigeno del aire disuelto en el agua.
A cada costado de la cabeza una amplia cavidad o cámara branquial, que aloja cuatro arcos branquiales de naturaleza ósea que presenta inserción a unas láminas con la apariencia de peines de dientes muy apretados: son las branquias.
A traves de las branquias y por osmosis se cumple el intercambio de los gases respiratorios, oxigeno y anhídrido carbónico: el oxigeno del aire disuelto en el agua atraviesa la mucosa branquial y llega a la sangre, y esta cede el anhídrido carbónico que trae y atravesando la branquia pasa al agua que baña las cámaras branquiales. Este proceso se llama hematosis.
La entrada y la salida del agua en las cámaras branquiales se haya favorecida por el siguiente mecanismo: en primer termino por medio de sus opérculos el animal mantiene cerradas las hendeduras operculares y abriendo la boca permite que el agua llegue a la buco-faringe, para pasar luego a las cámaras branquiales a continuación, la boca se cierra y los opérculos se separan un tanto de la cabeza, permitiendo así la salida del líquido a través de las hendeduras operculares.
La posición de la branquia, junto a la de una columna vertebral y el revestimiento de escamas dérmicas son las características fundamentales de los peces.

a organización interna

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

 

Aparato circulatorio.- El corazón se encuentra en la región ventral del cuerpo y en él se distinguen dos cavidades fundamentales: una aurícula y un ventrículo; la aurícula esta precedida por una dilatación llamada seno venoso y al ventrículo sigue otra dilatación o bulbo arterial. Estas cuatro cavidades se disponen una a continuación de la otra, de adelante hacia atrás en este orden:

seno venoso aurícula ventrículo bulbo arterial.

La sangre carboxigenada (mal llamada "venosa", porque existen venas que contienen sangre oxigenada. En el mismo sentido, es incorrecto decir sangre "arterial", pues algunas arterias permiten el paso de la sangre considerada "impura" o "venosa" en el sentido vulgar) llega al corazón por medio de cuatro venas: dos venas yugulares, que proceden de la región anterior del cuerpo, y dos venas cardinales, que vienen de la región posterior. Estos vasos sanguíneos se disponen de tal modo, que a cada lado del cuerpo se encuentra una vena yugular y una vena cardinal que se unen cerca del corazón originando el conducto de Cuvier, por el que la sangre carboxigenada se vierte en el seno venoso, para atravesar luego sucesivamente la aurícula, el ventrículo y el bulbo aórtico, del que sale por la arteria branquial; esta arteria se dirige a la región de las branquias, donde se divide en tantas arterias epibranquiales, como arcos branquiales posee el animal.
Una vez oxigenada, la sangre se retira de las branquias por medio de las venas branquiales, una por cada arco branquial.
Las venas branquiales se juntan en la región dorsal del cuerpo y originan a la arteria aorta, que recorre todo el cuerpo del animal y asegura que la sangre nutritiva llega a todos los órganos por medio de numerosas ramificaciones. Lo que antecede permite establecer que la circulación del pejerrey es simple y completa: simple, porque la sangre oxigenada se distribuye por el cuerpo sin volver sin volver al corazón; completa, porque las dos clases de sangre circulan por conductos distintos y no se mezclan.
Otra conclusión importante, que no debe olvidarse, es que, por estar intercalado en el trayecto de la sangre carboxigenada, el corazón contienen únicamente esta clase de sangre.

a organización interna

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

 

Vejiga natatoria.- Inmediatamente por debajo de la columna vertebral se encuentra una bolsa membranosa, alargada y resistente, la cual esta llena de gases; por las funciones que se le atribuyen ha merecido ser llamada vejiga natatoria.
Al parecer, este órgano actúa como un dispositivo hidrostático: al ser comprimido por acción de los músculos vecinos deja salir los gases, con el que evidentemente aumenta el peso específico del animal, que así puede descender en el líquido ambiente; luego, cuando los músculos recuperan su estado de reposo, la vejiga natatoria se llena nuevamente de gases, disminuyendo el peso específico del cuerpo y favoreciendo los movimientos de ascenso.

a organización interna

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

 

Sistema nervioso central.- El sistema nervioso central comprende una serie de centros nerviosos complejos alojados en la cavidad craneana y en el conducto raquídeo.
En este conjunto se distinguen el encéfalo, con masa nerviosa contenida en el cráneo, y la médula espinal, que ocupa el conducto raquídeo.
Los centros nerviosos del encéfalo se disponen uno a continuación del otro en línea recta, y son: cerebro anterior o cerebro, cerebro intermedio, cerebro medio, cerebro posterior o cerebelo y trascerebro o bulbo raquídeo.
El cerebro es pequeño en relación con la masa encefálica. De él se desprenden dos bulbos olfatorios, formaciones que, como el nombre indica, se vinculan con el sentido del olfato.

a organización interna

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

 

Organos de los sentidos.- Los órganos receptores del gusto son pequeños y se llaman papilas o botones gustativas; se los encuentra en la cavidad bucal y en los labios. Para recibir sensaciones de sabor, las partículas alimenticias, previamente disueltas deben actuar sobre las terminaciones nerviosas contenidas en las papilas gustativas. Unos nervios vinculan las papilas con el cerebro.
En cuanto al olfato, las partículas odoríferas impresionan a las terminaciones del nervio olfatorio distribuidas en la pituitaria o membranas que tapizan a las fosas nasales.
Los órganos táctiles se encuentran a nivel de los labios.
El aparato auditivo está formado por dos vesículas situadas a los lados de la cabeza que se dividen en dos compartimentos cada una; más tarde en éstos se forman tres conductos semi-circulares, los cuales se prolongan determinando la lagena. El conjunto de éstas formaciones constituye el oído del pejerrey, uno a la derecha y el otro a la izquierda, y corresponde al oído interno de los vertebrados.
Tienen dos ojos globosos alojados en órbitas.
Gracias a la acción de varios músculos pequeños, el glóbulo ocular goza de cierta movilidad.
Carecen de párpados y glándulas lacrimales.

a organización interna

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

 

Aparato urinario.- Constituyen el aparato urinario dos riñones muy alargados y dispuestos a uno y a otro lado de la columna vertebral. De cada riñón parte un conducto excretor o uréter, que lleva la orina al poro urogenital.

a organización interna

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

 

Aparato reproductor.- Son animales de sexos separados.
El macho posee, junto a los riñones, un aparato de testículos tubulares, cada uno de los cuales desemboca al exterior con un conducto deferente, a nivel de poro urogenital, que se encuentra por detrás del ano y en el que termina, también, el aparato urinario: es a través de los conductos deferentes que los espermatozoides, una vez formados en los testículos, se expulsan al agua.
La hembra está provista de dos ovarios, también en forma de largos tubos colocados paralelamente a los riñones; en la época de la madurez sexual aumenta notablemente de volumen. Estos ovarios producen numerosos óvulos, que contienen abundantes reservas nutritivas y en la superficie presentan unos filamentos pegajosos mediante los cuales se fijan a las plantas acuáticas y entre sí a modo de racimos. Realizan una sola puesta al año.

a organización interna

A página principal